968 90 90 20 serveco@serveco.es

Sin flexibilidad horaria, con sueldos bajos y con hijos a cargo en solitario marca la precaria realidad del mercado laboral en nuestro país. La complicada situación de los hogares monoparentales refleja la dureza con que los progenitores con hijos a cargo que necesitan conciliar para no dejar de lado las obligaciones básicas.

Los hogares monoparentales son los que más han crecido en España en el último lustro, solo superados por el avance de los hogares de una sola persona (un 2,5% y un 6,7% respectivamente). En total son 1.944.800, de los cuáles el 80% están liderados por mujeres, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El informe AROPE 2021 (‘At risk of poverty and/or exclusion’) que elabora la Unión Europea confirma que este tipo de familias son las más expuesta al riesgo de pobreza y/o exclusión. El año pasado la tasa alcanzó el 54,3%, la cifra más alta desde 2014 y que duplica al porcentaje registrado para el resto de hogares (27,8%).

¿La economía sumergida es la solución para los hogares monoparentales?

La economía sumergida se erige como la única solución para muchos de estos casos. Ante la urgencia de ingresos económicos para hacer frente a los gastos mensuales, trabajar sin cotizar a la Seguridad Social es la única salida realista. Pese a todos los problemas que esto puede suponer.

La jornada a tiempo parcial es la que más se ajusta a las necesidades de los hogares monomarentales consultados. En concreto, el 65,7% de las mujeres desempleadas está buscando un trabajo con jornada reducida, para ocuparse de sus hijos por las tardes. El 30,3% busca una jornada a tiempo completo porque dispone de una red de apoyo. Un 4% busca una jornada a tiempo completo pese a no disponer de ayuda para los cuidados de los menores porque no pueden asumir la cobrar menos por reducir la jornada. La “misión imposible” de conciliar pueden derivar en la toma de decisiones que afecten a la calidad de vida de los hijos.

Más del 90% no encuentra un empleo a tiempo parcial

Con todo, la inmensa mayoría de las personas en desempleo (91%) no encuentra un empleo que le permita dar respuesta a sus necesidades familiares. Las ofertas que facilitan la jornada a tiempo parcial escasean. Los sectores que más tiran del empleo actualmente como el retail, la logística o la alimentación, acostumbran a ofrecer turnos rotativos librando según cuadrante, lo que dificulta la conciliación de estas familias.

Cuando lo ingresos no dan para cubrir los gastos básico

Con la situación laboral precaria de los hogares monomarentales, se hace aún más complejo afrontar en solitario de las necesidades económicas, educativas y de crianza de los hijos. El 93,3% están dispuestas a renunciar a trabajos cualificados a cambio de flexibilidad horaria.

La calidad de vida es manifiestamente inferior en los hogares monomarentales en situación de desempleo. El 92% declara dificultades para llegar a fin de mes, un 37,8% lo hace con mucha dificultad, el 27,8% con cierta dificultad y el 26,6% con dificultad.

Pagar los recibos mensuales supone un esfuerzo mayúsculo. Costear los suministros supone un problema para el 48,8% de los hogares monomarentales. La vivienda/hipoteca o alquiler se hace cuesta arriba para un 42,7%. El coste de la educación de los hijos asfixia al 34,8% y comprar comida o ropa complica la economía para un 33,7% y un 18%, respectivamente.

¿Desea conocer cuáles son las ayudas a las que puede optar según sus situación social y económica? Consulte a los expertos de Serveco y le ofreceremos atención personalizada.

Abrir chat