968 90 90 20 serveco@serveco.es

La contestación de la Dirección General de Tributos de 28 de septiembre de 2016 a consulta de un contribuyente se ocupa de un supuesto curioso o, al menos, poco habitual, que es de interés conocer por si nos sentimos inclinados a hacer algo parecido a lo que se relata en la contestación.

Como es sabido en el Impuesto sobre Sucesiones son deducibles para determinar la base imponible los gastos de última enfermedad, entierro y funeral, en cuanto se justifiquen, exigiéndose, además, para los de entierro y funeral que guarden la debida proporción con el caudal hereditario conforme a los usos y costumbre de la localidad.

Pues bien, la contestación estudia si tienen tal condición, o sea si son deducibles, los gastos que debe realizar la heredera universal de una persona que dejó establecido en su testamento que deseaba que sus cenizas fuesen llevadas y depositadas por sus herederos en Nueva York.

La respuesta de la Dirección General de Tributos es negativa fundada en que en ningún caso puede entenderse que los gastos de desplazamiento, estancia en la ciudad conocida como “La Gran Manzana”  de la consultante y depósito de las cenizas pueda entrar en el concepto de usos y costumbre de la localidad.

Por contra si son deducibles, informa la Dirección General de Tributos, los gastos que se ocasionen en España con motivo de la incineración.

Abrir chat