968 90 90 20 serveco@serveco.es

En mayo del año 2015, el TEAC, al amparo de la anterior Ley del Impuesto de sociedades pareció fijar la doctrina de que los intereses de demora derivados de un acta de infracción girada por la Inspección de Tributos no era un gasto deducible, en base a que estábamos en presencia de un ilícito cometido por el contribuyente, que había defraudado al fisco y por tanto, no podía tener, siquiera vía deducción de los intereses de demora de las cuotas dejadas de ingresar, un mínimo beneficio fiscal como era la posibilidad de deducirse dichos intereses. Es decir, le aplicaba el mismo tratamiento que a las sanciones. NO ERAN DEDUCIBLES.

 La redacción del nuevo impuesto de sociedades, a la hora de establecer qué gastos no son deducibles fiscalmente también parecía bendecir dicha situación cuando decía que:

No son gastos deducibles:

f) Los gastos de actuaciones contrarias al ordenamiento jurídico.

Pues bien, la DGT mediante consulta del pasado 21 de diciembre de 2015 aclara dicho precepto y establece que estos gastos serían por ejemplo el pago de un soborno, pero no los intereses de demora de un acta de infracción.

De modo que buenas noticias, porque la AEAT había iniciado ya actuaciones al respecto para ver si los contribuyentes habían hecho los ajustes pertinentes en la base imponible.

Finalmente estos intereses de demora SÍ SON GASTO DEDUCIBLE.

Abrir chat