968 90 90 20 serveco@serveco.es

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea acaba de dictar la esperada sentencia en la que se pronuncia sobre la posibilidad de la limitación por un juez nacional de los efectos en el tiempo de la declaración de nulidad de una cláusula abusiva.

Como es de dominio público, el marco jurídico de la controversia era la jurisprudencia del Tribunal Supremo español sentada por la sentencia nº 241/2013, de 9 de mayo de 2013, que declaró la nulidad por abusivas de las llamadas «cláusulas suelo», pero que posteriormente (sentencia nº 139/2015, de 25 de marzo de 2015) limitó los efectos retroactivos de la declaración de nulidad de tales cláusulas.

Concretamente, el TS limitó la obligación de restitución por las entidades bancarias a las cantidades indebidamente pagadas con posterioridad a 9 de mayo de 2013.

Pues bien, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en su sentencia de 21 de diciembre de 2016 ha resuelto dicha controversia estableciendo que el artículo 6, apartado 1, de la Directiva 93/13/CEE del Consejo, de 5 de abril de 1993, sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores, debe interpretarse en el sentido de que se opone a una jurisprudencia nacional que limite en el tiempo los efectos restitutorios vinculados a la declaración del carácter abusivo de una cláusula contenida en un contrato celebrado con un consumidor, circunscribiendo tales efectos restitutorios exclusivamente a las cantidades pagadas indebidamente en aplicación de tal cláusula con posterioridad al pronunciamiento de la resolución judicial mediante la que se declaró el carácter abusivo de la cláusula en cuestión.

Es decir, que el Tribunal Supremo español no puede dictar una sentencia declarando la nulidad de una cláusula suelo (o cualquier otra cláusula abusiva) y a continuación limitar los efectos de la declaración de nulidad a la devolución de las cantidades indebidamente pagadas con posterioridad a dicha sentencia.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea precisa con buen criterio que admitir la exclusión (o limitación) de los efectos restitutorios, pondría en cuestión a su vez el efecto disuasorio que la Directiva 93/13 pretende atribuir a la declaración del carácter abusivo de las cláusulas contenidas en los contratos con los consumidores.

De este modo queda clara definitivamente la posibilidad de reclamar la devolución de todas las cantidades indebidamente cobradas por la entidad bancaria como consecuencia de la aplicación de las cláusulas suelo contenidas en préstamos hipotecarios suscritos con consumidores, y no sólo de aquéllas pagadas con posterioridad a 9 de mayo de 2013.

Les recordamos una vez más que, siempre que no haya firmado ya un acuerdo al respecto con su entidad bancaria, desdeSERVECO le podemos gestionar su reclamación en esta materia.

Abrir chat