968 90 90 20 serveco@serveco.es

España tiene más ricos que hace una década. De hecho hay 5.000 nuevos contribuyentes a la Agencia Tributaria que han declarado ingresos superiores a 150.000 euros al año que hace diez años, en vísperas de la última crisis económica y la explosión de la llamada burbuja inmobiliaria. Es un indicador parcial, pero ilustrativo. Parcial porque puede haber “ricos de patrimonio” que no tengan que declarar el IRPF; ilustrativo porque pone de relieve la inequidad del proceso de recuperación ecónomica.

Y es que la mayoría de estos “nuevos ricos” se concentra en Madrid. Desde que en 1997 el modelo de financiación permitió a los parlamentos regionales modular la presión fiscal de los tributos cedidos, la competencia fiscal entre comunidades autónomas no ha dejado de crecer para atraer esas rentas más elevadas.

A la cabeza de ese crecimiento se encuentra como decimos Madrid. La capital de España no solo sigue encabezando el ránking de comunidades con las rentas más altas sino que además aumenta su distancia frente a Cataluña, Comunidad Valenciana o Andalucía, que han visto disminuir el número de contribuyentes “acaudalados”. Sólo Baleares, Galicia y Canarias aumentan también el número de nuevos ricos.

Más información: La Nueva España (sólo bajo registro)

Abrir chat