Los autónomos podrán deducirse en el IRPF hasta 26,67 euros al día por manutención