Las autonomías perderán 1.000 millones de euros con la supresión de Patrimonio