La Audiencia Nacional permite que las empresas puedan descontar de la nómina por llegar tarde