El Tribunal de Justicia de la Unión Europea permite acortar el contrato tras la jubilación