Más inspecciones, y más denuncias a empresas y trabajadores