Los nuevos trabajadores “híbridos”